simon_pedestal

simon_pedestal

domingo, 27 de febrero de 2011

Que lo limpia de barro y lo cuelga del cielo (II): Gerd Müller.



Alemania en estado puro. El jabalí alemán, Gerd Müller, que salía de la intrincada maraña del bosque pantanoso para rematar la faena con sus afilados colmillos. Tenía el centro de gravedad bajo, era más bien paticorto, fuerte de remos, giraba sobre si mismo y poseía un potente salto. - Se tiraba al suelo como un fardo.- Diría mi abuela.

Probablemente el mejor número 13 (9 camuflado) de la historia de los mundiales de fútbol. Pongan las imágenes de sus goles con música de Rammstein, agítese el cóctel, y Germania volverá a ser aquella de Tácito y de Carlyle.

Dicen que cuando sacaba de banda, las jóvenes teutonas se acercaban a la primera fila de asientos a arengarlo y le susurraban al oido ciertas anónimas canciones del siglo XII, análogas a las cantigas de amigo de la lírica hispánica:
"Dû bist mîn, ich bin din des solt dû gewis sîn." [Eres mío, soy tuya - de eso debes estar seguro.]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada