simon_pedestal

simon_pedestal

domingo, 30 de octubre de 2011

Clásicos animados (I) Edgar Allan Poe (Cuentos, I)

William Wilson

¿Qué decir de ella? ¿Qué decir de la torva CONCIENCIA, de ese espectro en mi camino? (Chamberlayne, Pharronida)



Has vencido, y me entrego. Pero también tú estás muerto desde ahora... muerto para el mundo, para el cielo y para la esperanza. ¡En mí existías... y al matarme, ve en esta imagen, que es la tuya, cómo te has asesinado a tí mismo!




El pozo y el péndulo

Impia torturum longas hic turba furores
Sanguina innocui, nao satiata, aluit.
Sospite nunc patria, fracto nunc funeris antro,
Mors ubi dira fuit vita salusque patent.
(Cuarteto compuesto para las puertas de un mercado que ha de ser erigido en el emplazamiento del Club de los Jacobinos de París)




Una mano tendida sujetó mi brazo en el instante en que, desmayado, me precipitaba al abismo. Era la del general Lasalle. El ejército francés acababa de entrar en Toledo. La Inquisición estaba en poder de sus enemigos.




Manuscrito hallado en una botella

Qui n'a plus qu'un moment à vivre, n'a plus rien que dissimuler.(Quinault, Atys)



¡Pero poco tiempo me queda para pensar en mi destino! Los círculos se están reduciendo rápidamente..., nos precipitamos en el torbellino... y entre el rugir, el aullar y el tronar del océano y la tempestad el barco se estremece... ¡Oh, Dios... y se hunde!...




El gato negro

No espero ni pido que alguien crea en el extraño aunque simple relato que me dispongo a escribir. Loco estaría si lo esperara, cuando mis sentidos rechazan su propia evidencia...



Sobre su cabeza , con la roja boca abierta y el único ojo como de fuego, estaba agazapada la horrible bestia cuya astucia me había inducido al asesinato, y cuya voz delatora me entregaba al verdugo. ¡Había emparedado al monstruo en la tumba!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada