simon_pedestal

simon_pedestal

lunes, 16 de mayo de 2011

Fichas Safari Club (VII) : El Escarabajo de Oro.




Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Coleoptera
Familia: Chrysina.
Género: Plusiotis.
Especie: Resplendens.


"Pronto llegamos a intimar, pues la manera de ser de aquel exiliado inspiraba interés y estima. Descubrí que poseía una excelente educación y una inteligencia fuera de lo común, pero que lo dominaba la misantropía y estaba sujeto a lamentables alternativas de entusiasmo y melancolía. Era dueño de muchos libros, aunque raras veces los leía. Sus principales diversiones consistían en la caza y la pesca, o en errar por los sotos de arrayán buscando conchas o ejemplares entomológicos; su colección de estos últimos hubiera suscitado la envidia de un Swammerdam."





El Escarabajo de Oro es originario de las selvas centroamericanas, y os comento este dato porque quiero que sepáis que recibo diariamente varios e-mails de gente desconocida y alterada, indignada más bien, debido a la falta de rigor científico que presentan las fichas safari club de nuestro blog. Fichas torpemente manipuladas, sí, pero que me sirven como plantilla única para luego ir cambiando solamente la fotografía del insecto en cuestión.

"... ¿todos los insectos que pones son del mismo hábitat, el bosque frutícola? ¿todos son de origen indoeuropeo? Dedícale más tiempo y cúrrate más la edición. De todas formas quiero que sepas que, absurdamente, estoy enganchado a tus putas e inexactas fichas. Un saludo." ale34.ref@hotmail.es, recibido el 10-5-2011 a las 18:34.

"Escarabajos peloteros hubo, hay y habrá siempre en Egipto, gilipollas, sombrea de rojo el mapa si te queda algo de ética, porque estás engañanando a mucha gente de bien que amamos la entomología, y que no la entendemos como un hobby sino como una verdadera ciencia apasionante..." entomofilico83@terra.com recibido el 8-4-2011 a las 23:54.

"Retire las fichas safari club manipuladas de forma ilícita. El legítimo propietario de su copyright se reservará la posibilidad de emprender acciones legales para restablecer su buena reputación en el mundillo de los coleccionables sobre insectos." bufetewersson@werssonasociados.com recibido el 5-4-2011 a las 12.45.

Y así, cada día recibo seis o siete. Desde la ira a la amenaza, de la indignación al insulto. Me he planteado incluso dejarlo por un tiempo. Bueno, o iniciar una nueva serie de fichas safari club, pero esta vez sobre los vertebrados, más en concreto sobre los anfibios. He de animarme aún, porque, lo cierto y verdad, es que tengo miedo a que se me eche encima toda la Sociedad de Amigos de los Anuros y Urodelos. He oido decir que no se andan con chiquitas, que si la cagas, los notas son capaces de llenarte el maletero del coche con tritones o gallipatos descompuestos y llamar a la guardia civil de forma anónima para cargarte con el marronazo... Y luego lava el coche..., y reza para que algún día se vaya el olorcito, y reza para recuperar tu prestigio en blogger.


"-¡Ah, si hubiera sabido que usted estaba aquí! -dijo Legrand-. Pero hemos pasado un tiempo sin vernos... ¿Cómo podía adivinar que vendría a visitarme justamente esta noche? Mientras volvía a casa me encontré con el teniente G..., del fuerte, y cometí la tontería de prestarle el escarabajo; de manera que hasta mañana por la mañana no podrá usted verlo. Quédese a pasar la noche, Jup irá a buscarlo al amanecer. ¡Es la cosa más encantadora de la creación!

-¿Qué? ¿El amanecer?

-¡No, hombre, no! ¡El escarabajo! Su color es de oro brillante, y tiene el tamaño de una gran nuez de nogal, con dos manchas de negro azabache en un extremo del dorso, y otras dos, algo más grandes, en el otro. Las antennae son...

-¡No tiene nada de estaño, massa Will! -Interrumpió Júpiter-. Ya le dije mil veces que el bicho es de oro, todo de oro, cada pedazo afuera y adentro, menos las alas... Nunca ví un bicho más pesado en mi vida."



La atracción innata que siente el hombre hacia el oro es consustancial a su ser. Prístina, inmemorial, atávica y lujuriosa, esta pasión ha manejado su conducta. Los entomólogos, el dato es evidente, son seres humanos. Imaginaros lo que es para ellos ver un bichito de oro moviéndose lentamente entre las hojas de unos arbustos, pidiéndote a gritos que lo atrapes y lo profanes. Como si mil sirenas te cantasen o así. O sea, peor aún, quise decir. Algo irresistible, imposible no... Es puro sexo químico, sexo-sexo-sexo (tres veces sexo, cuanto menos, o cuatro, y quizás me quedo corto). Ocurre siempre cuando te pica, el bicho. Inocula sed.


"-Tiene bastantes pinzas para eso, massa... y también boca. Nunca en mi vida vi un bicho más endiablado... Pateaba y mordía todo lo que encontraba cerca. Massa Will lo atrapó el primero, pero tuvo que soltarlo enseguida... Seguramente fue en ese momento cuando le picó. Tampoco a mí me gusta la boca de ese bicho, y por nada quería agarrarlo con los dedos... Por eso lo envolví en un papel que encontré, y además le puse un pedacito de papel en la boca... Así hice.

-¿Y piensas realmente que tu amo fue mordido por el escarabajo, y que eso lo tiene enfermo?

-Yo no pienso nada, massa... Yo sé. ¿Por qué sueña tanto con oro, si no es por la picadura del bicho de oro? Yo he oido hablar de esos bichos antes de ahora.

-Pero, ¿cómo sabes que sueña con oro?

-¿Que cómo sé, massa? Pues porque habla en sueños... Por eso sé."



En el oro hay algo misterioso. En él convergen los mitos. Es anterior al mito. No podría enumerar toda su terrible secuencia cíclica: sueño, deseo, animosa voluntad de conquista, sangre, desdicha. Elijo el sabor bárbaro de la Völsunga Saga, cuando Regin forja para Sigurd Sigmundson la espada Gram, tan poderosa que parte el yunque que la forjó, tan afilada que corta una hebra de lana que flota en el agua. Instado por Regin, Sigurd ataca a Fafnir que había adoptado forma de dragón para custodiar el oro maldito del enano Andvari. Fafnir en su agonía le dice:"encontrarás oro bastante para todos los días de tu vida, pero ese oro será tu ruina y la ruina de todos los que lo toquen".

De nuestro amigo el escarabajo de oro, qué más podemos decir... ¿Que la naturaleza lo hizo dorado para que los entomólogos soñaran con él? No sé, puede que sí. Empieza a soñar, reinicia el terrible ciclo: sueño, deseo, animosa voluntad de conquista, sangre, desdicha, sueño, deseo, animosa voluntad de...


Un buen vidrio en el hotel del obispo en la silla del diablo - cuarenta y un grados trece minutos - nornordeste - tronco principal séptima rama lado este - tirad del ojo izquierdo de la cabeza del muerto - una línea de abeja del árbol a través del tiro cincuenta pies afuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada